Cuando se empieza un blog, las primeras entradas acostumbran están dedicadas a explicar qué hace, por qué lo hace, o cómo lo hace… ¿verdad? …Y más aún cuando es un blog de genealogía, donde hay que ir paso a paso para avanzar desde el presente hasta el pasado.

Si te asomas por primera vez a la genealogía, esperarás que te diga que lo primero de todo es recopilar los datos de los parientes vivos más cercanos. Que lo segundo será rebuscar por los cajones a ver si encuentras documentos o fotos antiguas que te puedan dar pistas. Que lo tercero será… ¡ep! ¡un momento!… todos esos temas ya los veremos más adelante (prometido).

Yo voy a empezar la casa por el tejado. Es decir, hablando de los que ya no están.


Se dice que la persona muere tres veces: la primera, cuando muere físicamente; la segunda, cuando los que le conocían se olvidan de ella; y la tercera, la muerte final y definitiva, cuando su nombre es pronunciado por última vez en el universo.


Así pues, céntrate en quien no quieres que sea olvidado y trabaja en su segunda muerte que, como ves, es evitable.

La casa por el tejado

Coge una libreta y anota todo cuanto recuerdes de esa persona: anécdotas, fechas, lugares, empleos, estudios… Tómate tu tiempo y haz memoria. Y ¡ojo! hazlo con mimo y cuidado, porque esa es una gran responsabilidad: le estás rescatando del olvido, la peor de todas las muertes.

Una vez tengas suficiente información o hayas escrito cuanto recuerdas por ahora, pasa a la segunda persona que ya se ha ido y que no quieres que sea olvidada, y repite la operación. Y así, hasta que creas que tienes registrado tu pasado conocido.

Sí, tu pasado. Porque estás aquí y ahora gracias a los que ya se fueron.

Ese es, para mí, el punto “cero” para empezar a trabajar en tu árbol genealógico. Para saber a dónde tienes que ir, necesitas saber de dónde vienes.

Te he dejado una gran tarea por delante, una ingente cantidad de trabajo a realizar. Dentro de unos días, cuando vuelva a asomarme al blog, seguiremos hablando de genealogía.

Ángeles Gutiérrez Lapi.

filogenea.com

4 thoughts on “Blog didáctico de filogenea.com – La casa por el tejado

  1. És un punt de vista molt interessant. Jo tinc molts records, anècdotes, històries, i objectes… que no figuren a la primera documentació que vaig donar per endegar el meu arbre genealògic…. Per cert, els objectes són importants, … records, regals, joies, cada un té la seva història, a mi m’agrada saber-la. Gràcies Àngels!

    • Tots aquests records que esmentes tenen un gran valor en la investigació genealògica, encara que no t’ho sembli! En una carta antiga pots trobar una data que no localitzaves o al revers d’una foto es poden amagar noms que poden resoldre misteris … mai se sap …

      Todos estos recuerdos que comentas tienen un gran valor en la investigación genealógica, ¡aunque no te lo parezca! En una carta antigua puedes encontrar una fecha que no localizabas o en el reverso de una foto se pueden esconder nombres que pueden resolver misterios… nunca se sabe…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *